miércoles, 19 de julio de 2017

La decadente clase política colombiana



Uno de los elementos centrales de la política es la forma como se ejerce, no solo en el cumplimiento de las promesas de campaña; en algún tiempo se creyó que los políticos deberían ser ilustrados, ejemplo al interior de la sociedad, de buenas costumbres y con sentido óptimo de la honestidad. Es decir, que no se apropiaran de forma premeditada y en complot con otros, los dineros y los bienes del Estado. Pese a esto, los políticos, durante toda la vida republicana y como herencia de la corona, se han apropiado de los bienes del bien común, han hecho de la política el negocio más lucrativo agrandando sus fortunas, con todo los beneficios que da manejar las arcas del Estado, alcaldías, gobernaciones y lo que se desprende de estas funciones.

Por otro lado, está la forma como se accede al poder, en casi sino en todas las campañas, esta viene a ser la culminación de un delito de grandes proporciones, caso como los dineros de Odebrecht, son solo un tímido ejemplo, de lo que significa la política, sin contar con temas como la parapolítica, el proselitismo armado, compra y trasteo de votos. Sin olvidar, que el verdadero debate político de ideas, propuestas, con discursos de nación, han sido reemplazados por la mentira, la intriga, con una pobreza intelectual, pero con el apoyo de la prensa que resalta el comportamiento de estos prohombres.  

Pero que hace de importante acceder a un cargo público, aparte de buscar el bienestar como sociedad o país. Los beneficios que trae firmar contratos con multinacionales, vender activos de la nación, pactar acuerdos con consorcios de todo tipo, firmar contratos en desventaja con la nación pero con grandes beneficios para quien realizó el negocio. En pocas palabras un político llega a ejercer su oficio con un capital al finalizar su mandato sale con otros muy elevado, casos como este existen muchos.

En este mismo escenario, están los políticos que saltan de un lugar a otro con tal de buscar socios, con los cuales hacer mejores negocios, por ello, no se distinguen si ese político pertenece a los liberales o conservadores, los cuales vienen a ser los mismos, con el mismo proyecto político, pactando acuerdos por debajo de la mesa.

En este escenario se encuentran Uribe-Santos políticos corruptos que han pertenecido a la misma contienda electoral, que a veces plantean distancia entre sus proyectos políticos, para crear en el imaginario que son contendores. Fue esta estrategia la que esta dupla utilizó en el Acuerdo de Paz, por un lado Santos firmó un acuerdo, que resultó ser la zancadilla a la insurgencia con la refrendación en el plebiscito, lo desmanteló lo que podía ser un avance en política social.

Es decir, pasar de la década de los 50 a los 60, este es el atraso en el que ha permanecido el país, mientras en la región todos los países han avanzado, siendo capitalistas neoliberales. El país continúa disputando el primer puesto a Haití y Angola  en equidad, distribución del ingreso, pobreza absoluta y muertes por desnutrición. Si bien, el acuerdo no venía a ser ese gran tratado social entre pobres y ricos, podía lograr una inclusión para vastos sectores olvidados y reprimidos por el Estado.

Pese a que la derecha logró torcer y sigue torciendo el Acuerdo y con las decisiones de la Corte desmantelar lo que queda, en otras palabras viene haciendo lo que un político inescrupulosos dijo hacer trizas ese maldito papel. Llama la atención el pronunciamiento del nobel de paz, sobre que no le gusto el Acuerdo, en momento de agitación pre electoral.

Sin duda, Santos se está desmarcando de los acuerdos, para desde allí iniciar a perfilar su candidato, con ello seguir ralentizando la implementación, no solo en cumplimiento a las amnistías para los insurgentes, quienes llevan más de 6 meses esperando que un juez firme la salida. En este proceso, que es parte de lo acordado queda en evidencia, la jugada sucia de la rama judicial frente a lo acordado y que es su función. Esto sin contar el incumplimiento que el gobierno ha hecho en la adecuación de las zonas veredales, con la presencia del Estado y la reincorporación de los guerrilleros a la vida civil.

A mi juicio el proceso de paz no se firmó para que le guste ni al gobierno ni a la insurgencia, sino para transformar el Estado y la sociedad haciendo un país incluyente con desarrollo y progreso para todos, a Santos no le gusto porque en sus cálculos estadísticos estaba la derrota a la insurgencia, sin mediación posible, negarle la participación política y que nunca se evidencie los crímenes de la clase política ni de empresarios y multinacionales, beneficiados y auspiciadores de la guerra.

Para Santos o cualquier político un proceso de paz exitoso, es aquel donde se firmara un pacto social parecido al Frente Nacional, donde solo una élite corrupta y decadente pudiera dirigir los destinos del país, con la creación de un campo de concentración para los insurgentes, donde el tiempo sea el encargado de olvidarlos.


Finalmente mientras en Colombia no se cambie la clase política seguirán existiendo conflictos sociales con el agravante que se pueden convertir en armados.

James Petras: "en Venezuela no hubo un plebiscito, fue una movida a favor de un golpe de Estado"

En Venezuela “hasta ahora la derecha golpista ha organizado marchas violentas y no ha alcanzado su meta de tumbar al gobierno” por eso organizaron esto que “llaman plebiscito” pero que en realidad “fue una movilización de sus apoyantes sobre el tema de un golpe de Estado, exigiendo que los militares tomen el poder con el respaldo de un voto falso, creando la imagen de que los golpistas civiles necesariamente son incapaces de tomar el poder, entonces utilizan el pretexto de lo que llaman plebiscito como una forma de legitimizar a los militares que podrían influir, para tomar el poder y desplazar al gobierno”, dijo el sociólogo estadounidense, profesor James Petras, en su espacio semanal de análisis de la coyuntura internacional por CX36 (*).
Hasta ahora, la derecha golpista ha organizado marchas violentas y no ha alcanzado su meta de tumbar al gobierno. Lo que llaman plebiscito, fue realmente una movilización de sus apoyantes sobre el tema de un golpe de Estado, exigiendo que los militares tomen el poder con el respaldo de un voto falso, creando la imagen de que los golpistas civiles necesariamente son incapaces de tomar el poder, entonces utilizan el pretexto de lo que llaman plebiscito como una forma de legitimizar a los militares que podrían influir, para tomar el poder y desplazar al gobierno.
Ellos piensan que con el cuestionario, las preguntas que están planteando, están buscando una forma de legitimizar el golpe. Incluso había una pregunta abiertamente golpista, que decía si el público “apoya un esfuerzo de militares para tomar el poder”.
Entonces, debemos entender que no solamente es una medida para debilitar el plebiscito verdadero del gobierno que busca elegir una Asamblea Nacional Constituyente. Sino que también es una forma de presentar un gobierno paralelo, un proceso diferente de lo que pide el gobierno.
Es un plebiscito de un voto falso, ilegítimo pero abiertamente dando fuerza a los que están a favor del golpe de Estado. Creo que después de este acto, van a volver a movilizarse en las calles, van a volver de penetrar las bases militares, y a utilizar la bandera del plebiscito falso.
Hay que ver este proceso actual no sólo como un instrumento electoral, sino como un camino hacia el golpe militar, con respaldo norteamericano, las finanzas de los oligarcas y la influencia de los grandes medios de comunicación.
EChI: El Canciller venezolano cuestionó las críticas de Gran Bretaña contra Venezuela. Lo de Europa ya es vergonzante.
JP: Es parte de la política que siempre ha tenido el imperialismo. No hay que olvidarse que los países europeos y norteamericanos apoyaron el golpe en Irán contra (del gobierno democráticamente electo del primer ministro Mohammed) Mosaddeq; recuerda el golpe en Guatemala en la misma época; recuerda el apoyo que tuvo Estados Unidos para invadir Cuba en 1961, en Bahía de Cochinos; entonces no es ninguna sorpresa que los países europeos, socialdemócratas o conservadores, respaldan los esfuerzos de derrocar gobiernos que son de centro izquierda, de izquierda, y demás. Recuerda también el apoyo europeo al golpe de Estado en Chile, con algunas excepciones como Suecia con Olof Palme y otros.
Lo que quieren ellos es evitar alternativas al sistema actual. En el caso particular en este momento, tiene factores adicionales: es el petróleo en Venezuela, es el ejemplo que sirva para América Latina de un Poder Popular que podría montar una alternativa al sistema parlamentario; y es también el ejemplo de unidad entre movimientos populares y sectores militares.
Entonces, por muchos factores Europa y Estados Unidos no pueden tolerar el ejemplo venezolano, con petróleo, con apoyo popular, con independencia de la política imperial y con capacidad de avanzar en un proceso de transformación social.
EChI: “Un artículo de la prensa del Vaticano difundido el jueves ataca a la Casa Blanca, en específico a Steve Bannon, principal asesor del presidente estadounidense, Donald Trump, por promover posturas y políticas cercanas a la ideología extremista y el evangelismo fundamentalista”, dice una información. ¿Se conoce esto ahí?
JP: Si, hemos recibido la información. Creo que hay varias cosas en juego aquí.
Primero que Trump ha continuado la guerra en Irak y atacando ciudades donde hay una población mixta, es decir, hay sectores musulmanes, islámicos, pero también hay poblaciones cristianas, asirias, y otras que están siendo afectados por los bombardeos y los ataques, como pasó en Mosul en Irak.
En segundo lugar, hay una competencia entre los no católicos, podríamos decir los fundamentalistas, no sólo entre los protestantes sino también entre los sectores católicos. Por ejemplo, el 52% de los católicos votaron por Trump contra el 48% que votó a los demócratas. Entonces hay un sector del catolicismo que apoya la política de Trump que está en contra el mensaje social del Vaticano. Es un conflicto dentro de la Iglesia, es un conflicto con las políticas militaristas norteamericanas que han reducido la población cristiana en Medio Oriente tremendamente; lo menos en Siria, Irak y otras partes, incluyendo en Palestina.
Las preocupaciones de la Iglesia no son sólo contra el extremismo, sino contra las políticas de expulsar a los cristianos del Medio Oriente. Ahora, ellos en el Vaticano actualmente están enfocados en los republicanos de la derecha en el gobierno de Trump, pero hay otras preocupaciones también que tienen que ver con la competencia que han recibido de los Estados Unidos por influencia en otras regiones, donde el extremismo norteamericano ha perjudicado la posibilidad de extender la influencia del Vaticano.
EChI: Brasil es un tema complicado, con el procesamiento de Lula y que no se sabe cómo termina el hoy presidente Michel Temer, por ejemplo.
JP: Hay una combinación de fuerzas allí que todas están unificadas con la derecha golpista contra varias cosas. Primero, están contra la competencia con lo que podríamos llamar el centro izquierda y la combinación del neoliberalismo y el bienestar social que caracteriza al gobierno anterior de lo que llaman Partido de los Trabajadores. En segundo lugar, hay una unificación sobre el programa de Temer, que es totalmente contra el gasto social, los programas de bienestar social y todo lo que podría representar la influencia laboral de los sindicatos. En eso todas las fuerzas están unificadas.
Ahora, con las investigaciones y el encarcelamiento de muchos personajes políticos y empresariales del último período, las fuerzas en la derecha están divididas, algunos buscan colaborar con los jueces, otros quieren escapar de la cárcel y están haciéndose soplones unos contra otros. Entonces podemos decir que la derecha está dividida no sólo por lo que pasó en el pasado, sino por cómo avanzar en circunstancias precarias en la actualidad.
Un sector, que está con Temer, quiere continuar en el poder y evitar la cárcel, entonces Temer empezó a sobornar a Diputados. Según O’Globo, gastaron 4.7 mil millones de dólares en proyectos para legisladores, que voten contra el impeachment de Temer.
4.7 mil millones de dólares en proyectos y consiguieron el apoyo de los congresistas para evitar que voten para procesar a Temer.
Del otro lado, están los capitalistas que creen que Temer sirvió en su función y ahora es tiempo de descartarlo y buscar un recambio que mantenga la política pero sin el bagaje problemático que han creado con la corrupción. Esa situación necesariamente pasa por la ilegalización de Lula.
Ahora, Lula no representan ninguna amenaza al sistema económico. Tiene un historial de colaborador con el gran capital agroexportador, etc.; pero también refleja las presiones populares por algunas medidas que los poderes económicos no quieren tolerar. Más allá de que haya independencia en política externa y la colaboración con Venezuela y otros países. Entonces, Lula representa a un candidato electoral que podría revertir el proceso actual.
Por tanto hay tres cosas: Primero continuar el programa, segundo recambio de Presidente y tercero nulificar la posibilidad de un candidato en las próximas elecciones.
Eso está atrás de lo que está pasando en Brasil ahora.
Cuando O’Globo publica un artículo mostrando la corrupción del proceso legislativo es porque ellos quieren un recambio, una alternativa, pero no exactamente volviendo el poder a los electores que piensen en políticas de centro izquierda.
EChI: Muy bien, al final como siempre queda para que nos comentes otros temas en los que estés trabajando.
JP: Si, hay varias cosas, pero quiero mencionar que tenemos una lucha muy grave internamente en Estados Unidos. Por primera vez en la historia hay una división entre el Ejecutivo, la Presidencia y el aparato represivo. Entre la CIA, la Policía Federal (FBI), Department Homeland Security (Departamento de Seguridad Nacional); hay una fiera oposición al Presidente.
En otras palabras, el Presidente no tiene control sobre los aparatos represivos.
Tiene apoyo de Wall Street, tiene el apoyo de los votantes y tiene influencia a partir de sus actividades de los que están involucrados en la economía interna. Pero más allá de eso tenemos el Congreso, tenemos los medios de comunicación, que están no sólo contra Trump como Presidente sino que quieren desplazarlo. No hay ninguna otra explicación para la constante guerra, no hay razón para no pensare que todos los procesos legislativos, todas las investigaciones, están dirigidas no simplemente a debilitar al Presidente actual sino también a imponer una alternativa.
Ahora, todo esto es una guerra táctica, bastante importante, pero lo que viene en el mes de setiembre es una decisión fundamental. Que es la decisión de si van a aumentar la deuda pública. Si no aumentan la deuda pública no pueden financiar el gobierno. Es decir sin una decisión sobre el Presupuesto para financiar los nuevos gastos del gobierno, no tienen manera de continuar en el gobierno. Tendrán que descargar a millones de trabajadores públicos y paralizar las actividades en todo el país.
Los demócratas, los congresistas y los golpistas, van a buscar paralizar esta decisión. Van a decir que el gobierno tiene que aumentar la deuda pero sin hacer ninguna restricción social; y Trump quiere aumentar la deuda pero sin imponer más gastos sociales. Y si no llegan a ningún acuerdo van a paralizar el gobierno y a precipitar mayor presiones para una resolución. Nos estamos acercando a lo que podría parecer una parálisis gubernamental, que podría provocar una confrontación donde los instrumentos del Estado están tirando contra la Presidencia, lo que podría terminar con un impeachment o un reemplazo en el gobierno. Es la primera vez que tenemos una división vertical en este país con la posibilidad de una guerra civil, empezando ahora peor culminando en el problema de la parálisis gubernamental en setiembre.
Es un tema muy serio porque no hay ningún indicio de que se pudiera llegar a una conciliación, a un compromiso, a un reparto de mandos. Cada uno está en situación de rechazar todo, no hay ninguna posición de decidir cosas que uno quiere y otro no, entonces no hay ninguna política pragmática, es un conflicto sin antecedentes y con consecuencias estructurales sobre cómo van a dirigir el imperio.
EChI: Bien Petras muchas gracias por todo este material.
JP: Bueno. Un abrazo. Hasta el lunes. Chau.
Tomado: tercerainformacion

Trump amenaza con “fuertes” sanciones económicas contra Venezuela, “si Maduro impone su Asamblea Constituyente”

El jefe del régimen estadounidense Donald Trump, amenazó hoy con aplicar sanciones económicas contra Venezuela, si el gobierno del Presidente Nicolás Maduro persiste en su intención de realizar una Asamblea Nacional Constituyente.
“Estados Unidos no se quedará mirando cómo Venezuela se desmorona. Si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, Estados Unidos tomará medidas económicas fuertes y rápidas,” dijo el millonario Presidente de la nación norteamericana.
“Ayer, el pueblo venezolano volvió a dejar claro que defienden la democracia, la libertad y el Estado de Derecho. Sin embargo, sus fuertes y valientes acciones siguen siendo ignoradas por un mal líder que sueña con convertirse en un dictador,” reza el comunicado publicado en el sitio web de la Cara Blanca.
El Presidente estadounidense agregó que “Estados Unidos nuevamente pide elecciones libres y justas y se une al pueblo de Venezuela en su búsqueda de restaurar en su país una democracia plena y próspera”.
Las declaraciones se producen a pocos días de que el Presidente venezolano Nicolás Maduro, reiterara una vez más su deseo de tener buenas relaciones con el gobierno de Trump.
“Aspiro a estrecharle la mano y tener buenas relaciones, yo quiero tener buenas relaciones con Estados Unidos, ojalá se abran las compuertas para una relación de respeto,” dijo Maduro al firmar un convenio con la directiva de la empresa estadounidense Horizontal Well Drillers en el Palacio de Miraflores.
Maduro ha hecho múltiples esfuerzos por acercarse a Trump, expresando simpatía ante la cobertura de la prensa sobre Trump, llamándolo jocosamente “camarada”, contratando firmas de cabildeo en EEUU y donando medio millón de dólares para la toma de posesión del líder estadounidense, a través de Citgo Petroleum.
Tomado: matrizur.org

martes, 18 de julio de 2017

Millonarios ingresos en Colombia por alto tráfico ilegal de personas

El tráfico ilegal de personas presenta en Colombia un crecimiento que alcanza en la actualidad ingresos de tres millones de dólares semanales, de acuerdo con un estudio de la Policía Nacional que revela hoy el diario El Espectador.

El texto, cuya autoría se le acredita a la Dirección de Investigación Criminal e Interpol afirma que en el país existen al menos 25 grupos ilegales dedicados a esta actividad, que se mueven en 21 departamentos del territorio nacional.

En cuanto a la prosperidad de esa lucrativa y criminal actividad, el estudio afirma que creció del 2015 al 2016 en el 284 por ciento, es decir, pasó de ocho mil 855 a 33 mil 981 migrantes detectados en el país en tan sólo un año.

Ante esa situación, se creó un grupo de trabajo integrado por la Interpol, la Fiscalía Nacional y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos para fijar nuevas estrategias que les permitan llegar más allá de lo que es apresar a los 'coyotes'.

El estudio difundido por el cotidiano capitalino subraya que las víctimas de los traficantes son en su mayoría hatianos y cubanos y otros procedentes de la India, Congo, Nepal y Bangladesh.

Precisa que este año han sido detectados entre enero y abril 2 mil 24 casos.

Uno de los más recientes â€'y más publicitadosâ€' fue el de cinco integrantes de una familia iraquí que terminaron en Cali engañados por un coyote, quien supuestamente les había arreglado un viaje a Estados Unidos, pero quedaron a la deriva y se acogieron a la condición de refugiados.

El informe de la Policía argumenta que Colombia no es el destino final de los migrantes, los cuales llegan al país con la pretensión de continuar viaje hacia Estados Unidos, Canadá y Europa.

Indica que en Bogotá existen mafias que prestan 'servicio' a los migrantes que aspiran continuar hacia el norte, con cobros de unos tres mil 600 dólares.

La entidad comenta que esas bandas les ofrecen rutas, transporte, documentos de identidad falsos y hasta los alojan en hoteles y casas de familia ubicadas en los barrios de Fontibón, Engativá o Chapinero y en otras ciudades como Medellín y Cali.
Tomado: Prensa Latina

Una pieza clave para juzgar a Ríos Montt

“A usted la Comisión del Delito lo acusa de genocidio”, le dice el tribunal al dictador guatemalteco, el general Efraín Ríos Montt, en mayo del 2013, en lo que fue el primer juicio por genocidio contra pueblos indígenas en América. Él, un anciano con signos de debilidad física y mental, responde con firmeza y seguridad: “Nunca autoricé, nunca firmé, nunca propuse, nunca ordené un ataque contra una raza, una etnia o religión y no hay ni una prueba que evidencie mi participación”. Sin embargo, sí existía una pieza clave de evidencia donde admitía estar en control y en total conocimiento del accionar del ejército durante su tiempo en el poder. El 2 de junio de 1982, la cineasta estadounidense Pamela Yates, tuvo la posibilidad de entrevistarlo y preguntarle lo que nadie se atrevía.
“¿Qué diría de los cargos de que el Ejército está masacrando campesinos en las áreas rurales?, le preguntó claro y sin vueltas Yates en aquel entonces, mientras cumplía el rol de periodista.
–Diría que respeto la libertad de pensamiento –contestó Ríos Montt.
–¿Hay represión por parte del Ejército?
–No hay represión. El valor nuestro está en nuestra capacidad de poder responder a las acciones de mando. Eso es lo más importante. El Ejército tiene capacidad de reaccionar. Pero si yo no puedo controlar al ejército, ¿entonces qué estoy haciendo aquí? ¿Qué clase de comandante soy?
–¿No cabe la posibilidad de que haya personas del ejército que estuviesen fuera de control?
–No, no es aceptable.
–¿Entonces no hay represión por parte del Ejército?
–No debe haber, yo lo he ordenado. No hay represión, hay reacción.
Esta entrevista fue reproducida mientras el mismo Ríos Montt comparecía ante un tribunal en Guatemala, frente a la gran cantidad de mayas que se presentaron y dieron su testimonio. Fue muy impactante el momento en la corte cuando el Ríos Montt de 86 años se enfrentó a sí mismo 30 años más joven. “Me dio mucha satisfacción que sea vea la entrevista en el juicio. Porque claro, ahora él es un hombre viejito, que pobrecito él no pudo haber hecho eso, por lo tanto no podemos ponerlo en la cárcel. Pero verlo en todo su poder y arrogancia hablando fue otra cosa”, dice Yates. Ese video sumó pruebas contra Ríos Montt, quien fue acusado por genocidio y crímenes de lesa humanidad por la matanza de indígenas ixiles durante su régimen dictatorial (1982-1983), y condenado a 80 años de cárcel. Sin embargo, diez días después, argumentando errores en el proceso judicial, la Corte de Constitucionalidad anuló la sentencia y ordenó un nuevo proceso, pero en el 2015 Ríos Montt fue declarado mentalmente incapaz para enfrentarlo. 
“Estados Unidos estaba apoyando a Ríos Montt y como yo era una periodista estadounidense pude acceder a él. En los 80, el presidente Ronald Reagan amplificó esa ayuda al ejército guatemalteco, quien me vio a mí como un megáfono para comunicar sus intereses y tener más cooperación militar”, cuenta la directora en diálogo con PáginaI12.
Pamela Yates es una de esas personas que estuvieron en el lugar adecuado y en el momento adecuado. A fines de los años 70, trabajaba como sonidista en Nicaragua y El Salvador para otros directores. Allí se enteró de la guerra en Guatemala y notó que estaba siendo invisibilizada. “Sabía que era difícil entrar a Guatemala como periodista internacional, así que pasé como camarógrafa y me quedé seis meses. Mi idea fue tratar de contar la historia de lo que estaba pasando ahí a través del espectro político. Es decir, la sociedad civil, la Iglesia, el Ejército y la guerrilla. Me basé en la sucesión de dictaduras que hubo desde 1954 y quería mostrarlo en Estados Unidos para que todos vieran los efectos de que nuestro país haya apoyado esos golpes de estado”, explica la cineasta.
Entonces, Yates entró en contacto con Guatemala desde muy joven y decidió hacer su primer documental, Cuando las Montañas Tiemblan (1982), cuya protagonista es la Premio Nobel de la Paz, líder de la resistencia, Rigoberta Menchú. Allí, mostró un genocidio indígena en plena ejecución que luego se llevaría más de 200 mil víctimas. “Decidí contar la historia a través de Rigoberta Menchú porque en ese entonces era solamente una mujer maya de 22 años, desconocida, sin importancia. Pero ella era una líder increíble, innata. Hablando directamente a la cámara tenía mucho poder”, revela Yates.
“La película viajó por el mundo entero, pero en Guatemala estaba prohibida. Su presentación pública fue en el 2003, 20 años después. Ese día se me acercó una abogada para decirme que estaba investigando a dos de los generales que estaban en mi documental y me preguntó si no tenía más material. No sabía si me quedaba algo inédito y cuando lo miré me sorprendió lo que encontré”, dice Yates quien estuvo recientemente en Buenos Aires para presentar la tercera parte de esta saga, 500 Años, en el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos (FICDH).
Lo que encontró en aquellas cintas de 16 mm, no sólo fue la revelación de la pieza clave del juicio a Ríos Montt, sino que la inspiró a hacer la segunda película, Granito de arena: Cómo atrapar a un dictador (2011), para mostrar cómo un documental puede jugar un rol importante en un proceso de derechos humanos. Lo que Granito de arena logra es enfocarse en los héroes invisibilizados que lucharon por la justicia social. Además, realiza un trabajo muy importante, que es el de humanizar esa lucha y mostrar lo que conlleva hacer un cambio en un país que está envuelto en la violencia.  
Si bien el más reciente trabajo de Yate, 500 Años, exhibe el histórico juicio al dictador, lo que deja entrever es que en Guatemala existe un sistema de colonización y racismo muy fuertes, que están impregnados dentro del inconsciente colectivo. Según una de las peritos que disertó en la corte, Marta Elena Casaús Arzú, los procesos por medio de los cuales se educó a la población en racismo son brutales. Una investigación que realizó en 1989 determinó que la elite económica y política, blanca, que se considera europea, dice que los indígenas no son pueblos, que son una raza inferior y que esa inferioridad la llevan en los genes, por lo tanto son genéticamente inferiores y plantean que hay que exterminarlos. “El diseño colonial de educación en Guatemala muestra cómo el racismo está tan enraizado dentro de las élites de poder que construyeron toda una narrativa para justificar el genocidio. Es complicado sacar el ADN racista de un país”, explica Casaús Arzú en su libro “Guatemala, linaje y racismo”.
Para Yates el juicio contra Ríos Montt sirvió para desenmascarar el aparato de impunidad de Guatemala e implicó un punto de partida para acabar con parte del miedo en la sociedad general. Por eso, lo central en 500 Años es cuando estalla el levantamiento ciudadano contra la corrupción del gobierno de Otto Pérez Molina, en el que la gente salió a la calle en protestas por todo el país con carteles que decían “Me robaron hasta el miedo”. Así, lograron derrocar al presidente en funciones, al vicepresidente y a otros miembros del gabinete. “Luego de 35 años y tres películas, veo que el cambio es posible. Hay una unidad entre el campo y la ciudad, entre el indígena y el no indígena. Todos están involucrados y es un panorama por completo diferente al de la dictadura oscura y fascista que tenía el poder con Estados Unidos como cómplice”, concluye Yates.     
Entrevista: Florencia Garibaldi.
Tomado: pagina/12

Aumentan víctimas civiles en Siria e Irak durante gobierno de Trump

El número de víctimas civiles en ataques aéreos de la Coalición contra el Estado Islámico en Siria e Irak aumentó significativamente desde la llegada al poder del presidente estadounidense, Donald Trump, según un informe liberado ayer en el país norteño.
Más de 2 200 personas murieron por estas acciones de la Coalición bajo el liderazgo de Washington, precisó el reporte de la iniciativa de periodistas Airwars, publicado en el portal The Daily Beast.
Tal cantidad representa una media de unas 365 víctimas al mes, lo cual es en parte consecuencia de la brutal fase final de la guerra con ataques a las pobladas ciudades de Mosul (Irak) y Al Raqqa, en Siria, sostuvo la fuente.
Sin embargo, agregó, también hay indicios que bajo el mando de Trump, desde el 20 de enero último, la protección a los civiles en el campo de batalla disminuyó.
De acuerdo con Airwars, el gobernante republicano ordenó al Departamento de Defensa dejar de lado determinadas restricciones en la lucha contra el grupo terrorista.
Por su parte, las fuerzas estadounidenses expresaron varias veces que las normas de ataque no han cambiado con el nuevo jefe de Estado.
Desde que comenzaron en agosto del 2014 las operaciones aéreas hasta el fin del Gobierno de Barack Obama, predecesor de Trump, perdieron la vida 2 300 civiles, unos 80 cada mes, apuntó el informe.
Tomado: Granma

lunes, 17 de julio de 2017

Manifestantes en todo EEUU piden “impeachment” contra Trump

Los manifestantes se han reunido en las calles de varias ciudades estadounidenses para exigir el juicio político contra el presidente de EE.UU. Donald Trump.
Durante las protestas del sábado —celebradas en al menos 20 localidades, incluyendo Washington, Atlanta, Nueva York, Nueva Jersey, Chicago, Phoenix, Boston, Portland y Los Ángeles— los activistas exigieron las renuncias del mandatario de EE.UU. y su vicepresidente, Mike Pence.
Al menos dos personas fueron detenidas en las manifestaciones, organizadas por Refuse Fascism. Los participantes aseguraron que la Administración de Trump ignora los derechos básicos de los estadounidenses y trata de criminalizar la disidencia, lo que equivale a un régimen fascista, afirmaron.
Además, rechazaron la brutalidad policial, el racismo y el fanatismo en Estados Unidos. De igual manera, clamaron que las políticas del inquilino de la Casa Blanca son una amenaza para el mundo.
Tomado: matrizur.org